Pages

Comprar películas o suscribirme a una plataforma en streaming?


Aunque en la actualidad aún existen locales que se dedican a la venta y/o alquiler de películas, estos han sido reemplazados por el consumo digital, ya qué hay muchas plataformas qué se dedican a este modelo de negocio, sin embargo, estás pagando por algo qué no es de tu propiedad.

Por ejemplo, Apple tiene su propia tienda de alquiler y/o venta de películas por medio de iTunes, lo mismo sucede con Google y Microsoft, esto por mencionar a las de mayor renombre, aunque deben de existir más, sucede que viste una película y decidiste comprarla, en buena teoría se supone que dicha película es de tu propiedad aunque sea un producto intangible, pero pagaste por el, pero resulta que de repente quieres volver a ver la película y resulta qué ya no está, que pasa en este caso?

Nos encontramos ante una incertidumbre en este aspecto, pero tomaré cómo base el modelo de negocio de plataformas de video por streaming como Netflix para poder responder a la pregunta anterior.

Cuándo contratamos una suscripción a una plataforma de video bajo demanda, no estamos pagando por un contenido exclusivo, es decir, no pagaremos una mensualidad únicamente por dos películas o series, pagamos una suscripción por todo el contenido que ofrece la plataforma, con la posibilidad de visualizarlo las veces que sean, eso sí, parte del contenido de dichas plataformas se encontrará por una cantidad de tiempo determinado según el acuerdo al que hayan llegado la plataforma en streaming con el proveedor del contenido, es decir, el acuerdo entre Netflix o cualquier otra empresa y la casa productora de la serie o película, acuerdos que van por tiempo, zonas geográficas y demás puntos, así que si dado el caso, dicho acuerdo llega a su final, el contenido será retirado de la plataforma para ser reemplazo por otro, la ventaja de ello es qué no pagaste por un contenido determinado, estás pagando por diversidad de contenido.

Tomando como referencia lo anterior, asumo que lo mismo debe suceder cuándo alquilas o compras una película en alguna plataforma, ambas empresas llegan a un acuerdo, una vez que este concluya, el contenido es retirado aunque hayas pagado por el, ocasionando una profunda molestia. Ya qué el contenido ha sido eliminado sin previo aviso, el siguiente paso es comunicarse con la plataforma y/o proveedor de contenido e intentar llegar a un acuerdo, ya sea el reintegro del dinero, otra película o simplemente gran decepción al ver qué perdiste el dinero y el contenido por el cuál pagaste.

Si bien, esto depende mucho de la plataforma o proveedor del servicio, lo más recomendable es intentar conseguir el producto en formato físico en alguna tienda de venta y/o alquiler de películas, la otra opción, es contratar un servicio de video bajo demanda como Netflix, HBO o cualquier otra plataforma, ya qué siempre tendrás variedad de contenido y no te llevarás ese tipo de decepciones.

CompuTekni

¡No olvides seguirnos en Telegram para recibir las mejores noticias del día!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario