Pages

La historia de Aitor, el pequeño programador

Ha pasado ya mucho tiempo desde que Bill Gates formulase aquella famosa frase que decía: “Un ordenador en cada oficina, en cada casa. Microsoft en cada uno de los ordenadores”. Hoy, este deseo que expresaba Bill Gates se ha hecho realidad. Gracias a Microsoft y otra compañías, las nuevas tecnologías se han democratizado y han pasado de ser un privilegio al alcance de muy pocos a estar presentes en las casas y lugares de trabajo de una gran parte del planeta.

Un sueño hecho realidad

Si algo se está demostrando en los últimos años es que la innovación y el desarrollo tecnológico no tienen límites. Los niños aprenden a utilizar smartphones, tabletas y ordenadores a una temprana edad e incluso algunos encuentran ahí su vocación. Es el caso de Aitor Guzmán, un niño de tan solo seis años que descubrió el mundo de los ordenadores y, como si de un flechazo se tratase, se dio cuenta de que aquello era lo suyo.


Los padres del pequeño Aitor impulsaron una campaña en la red para tratar de acercar a su hijo aun más al mundo de la tecnología. Gracias a un mensaje que postearon en la página de Windows en Facebook, recibieron una invitación de Microsoft para pasar un día en las oficinas de la multinacional en España. Sin pensarlo dos veces, acudieron con Aitor para que este conociese un mundo con el que soñaba a diario.

Aitor afirma que “le encanta desarrollar” y que de mayor quiere ser “inventor y programador”. Además, a su temprana edad ya es usuario de App Studio y Kodu, un lenguaje de programación hecho específicamente para crear juegos. De hecho, ya tiene alguna que otra aplicación publicada en la tienda de Windows, como “Mi pueblo La Vall d`uixo” o “El Pequeño Informático”, donde va narrando sus progresos y adquisición de conocimientos mientras desarrolla aplicaciones. ¡Incluso tiene un canal de YouTube con videotutoriales!

Como premio a su ilusión y destreza, al final de la visita por las oficinas de Microsoft, Aitor recibió un inesperado regalo: un fantástico portátil de HP firmado por el mismísimo Bill Gates. Seguro que tanto Aitor como sus padres nunca olvidarán ese día. Visto lo visto, nosotros no olvidaremos su nombre ni su rostro.

Una gran historia, asi que si a los pequeños de casa les gusta la computadora, es bueno que los padres cultiven el desarrollo y amor por este genial mundo.

CompuTekni

¡No olvides seguirnos en Telegram para recibir las mejores noticias del día!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario