Pages

Inateck MarsBox, un altavoz Bluetooth compacto y potente

Lo cierto es que nuestros gadgets actuales no suelen ofrecer un buen sonido. Los smartphones, tablets y portátiles cada vez se vuelven más delgados, por lo que no tienen sitio para altavoces de calidad. Así que con esta review del altavoz Bluetooth Inateck MarsBox demostraremos que existen en el mercado buenas opciones para disfrutar de nuestra música, series y películas de forma adecuada. Hace tiempo analizamos la MercuryBox de Inateck y hoy nos encontramos con un producto similar en calidad, pero con un diseño mucho más atrevido.

Desde luego, está claro que conectando un altavoz independiente a nuestros dispositivos portátiles vamos a contar con un sonido muy superior. Pero hace falta encontrar el accesorio adecuado para nosotros, así que ahora podrás comprobar si este se adapta a ti.

Inateck MarsBox, características

Lo cierto es que la marca no ofrece demasiados detalles sobre su altavoz pero, antes de comenzar el análisis del Inateck MarsBox, vamos a echar una ojeada a su ficha técnica. Estas son las principales prestaciones que ofrece:

-Altavoces: dos altavoces estéreo, de 5 watios cada uno.
-Conectividad: Bluetooth 4.0 (10 metros de alcance) y micrófono.
-Puertos: entrada estándar de 3,5 milímetros y microUSB para la carga.
-Batería: 2.200 mAh, de 10 a 15 horas de autonomía.
-Botones: 4 botones (pausa/reproducción, tecla multifunción y subir/bajar volumen).
-Extras: radio FM.
-Dimensiones: de 185 x 61 x 61 milímetros.
-Precio: $ 59,99.

Diseño

El diseño del Inateck MarsBox es atractivo, desde luego, pero no se puede considerar discreto. Se encuentra orientado a quien desee un producto llamativo y desenfadado. El altavoz está construido en plástico de buena calidad, en colores negro y rojo, lo que le da un aspecto agresivo. Esto se pronuncia por el hecho de que su formato es inclinado, lo que le otorga un toque diferencial.

Los altavoces sacan el sonido por la parte delantera, y en la zona superior se localizan los cuatro botones de control, muy grandes y cómodos de usar. Junto a ellos vemos el micrófono para usar el altavoz a modo de manos libres. En la parte trasera se sitúan una entrada de audio estándar de 3,5 milímetros, el botón de encendido/apagado y el puerto de carga microUSB. Lo cierto es que al encender el accesorio no emite ningún sonido, algo poco intuitivo, porque así tenemos que comprobar si el LED indicador se ha iluminado.

Con el Inateck MarsBox viene un manual de instrucciones en varios idiomas, incluido el inglés, pero no el español. También incluye un cable de audio estándar y uno de carga microUSB, ambos de 1,2 metros de longitud y con unos acabados muy cuidados, con cobertura en nylon. El cargador no se incluye, algo que me parece razonable desde el punto de vista económico y ecológico, ya que podremos usar siempre el cargador del dispositivo que se enlace con el altavoz Bluetooth.

La cobertura teórica del Bluetooth alcanza unos 10 metros, aunque considero difícil calcular el resultado real, porque depende mucho de las paredes de nuestro hogar, las interferencias y otros obstáculos. Vivo en una casa de tamaño mediano y puedo mover sin problemas el altavoz a lo largo de toda su superficie. Aunque, realmente, el uso normal de estos aparato es a poco centímetros del emisor, por lo que la cobertura no me parece un tema clave.

En caso de que lo que deseemos sea conectar la fuente de sonido mediante cable (por si no cuenta con Bluetooth) hemos de emplear el cable incluido, o cualquier otro, porque es estándar. La conexión mediante cable tiene prioridad, y se comienza a reproducir el audio de forma inmediata.

Radio FM y manos libres

Pulsando el botón multifunción entramos en el modo radio FM, aunque hemos de presionar durante unos segundos el botón de pausa/reproducción para buscar las emisoras la primera vez que accedamos. Luego iremos saltando de una a otra con pulsaciones largas de los botones de subir y bajar volumen.

La calidad de la recepción es buena, aunque tampoco excelente, ya que se trata de un dispositivo pequeño. El problema de no contar con una pantalla es que se vuelve más complicado seleccionar emisoras, y no existe una forma de elaborar una lista de favoritas. Eso sí, en caso de que tengamos una única cadena preferida, no sufriremos problemas, ya que la emisora que suene al apagar el dispositivo será la que se seleccione al volver a encenderlo.


Está claro que la radio FM no es su prestación principal, pero resulta interesante contar con música siempre disponible, aunque nuestro móvil se haya quedado sin batería.

CompuTekni

¡No olvides seguirnos en Telegram para recibir las mejores noticias del día!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario